Cómo curar el autismo

Información

Muchos especialistas piensan que el autismo es un trastorno permanente, sin embargo un estudio realizado recientemente en la Universidad de Connecticut en Storrs, dirigido por la investigadora Deborah Fein, muestra los casos de un grupo de 34 personas que durante su primera infancia y edad preescolar (antes de cumplir 5 años) se les diagnosticó autismo.

Estas personas entre 3 y 16 años luego del diagnóstico han superado los síntomas del trastorno que les fueron diagnosticados, es decir ya no tienen autismo; o al menos no los síntomas por los que se les catalogó como autistas.

Los investigadores consideran que se debe ser prudentes con estos hallazgos, pero a la vez estiman deben modificarse algunos criterios a partir de algunos aspectos arrojados de la investigación, entre ellos:

  • Dentro del trastorno del autismo se ha encontrado un grupo pequeño (de entre 1 y 20%) que han mostrado mejorías importantes luego de la terapia.
  • Luego de esta mejoría no pueden seguir siendo considerados como autistas.
  • La recuperación no se produce de forma espontánea, es producto del trabajo tesonero y continuado de padres y terapeutas.
  • Aún no se ha determinado que ocasiona estos cambios positivos, por lo que aún no se puede determinar que tipo de terapia son más eficaces.
  • No se puede determinar que niños con autismo puedan presentar avances en más corto tiempo, vale mencionar que la mayor parte de los niños con autismo presentan mejoras limitadas.

Tratamiento

En la actualidad existe una gran variedad de tratamientos para niños autistas, los especialistas consideran que los servicios de tratamiento de intervención temprana son muy eficaces para ayudar en el desarrollo del niño con autismo, ya que estos se enfocan en ayudar a los niños desde que nacen hasta que superan su primera infancia (3 años).

Estos servicios incluyen una importante variedad de terapias para ayudar al niño autista a caminar, hablar e interactuar con las personas de su entorno, por ello un diagnóstico temprano es esencial para avanzar en la superación del trastorno.

Existen además otros tratamientos, entre ellos:

  • Entrenamiento auditivo.
  • Musicoterapia.
  • Entrenamiento con pruebas discretas.
  • Terapia con vitaminas.
  • Terapia antilevadura.
  • Comunicación facilitada.
  • Terapia ocupacional.
  • Fisioterapia.
  • Integración sensorial.

La musicoterapia y las terapias ocupacionales se han convertido en las principales opciones para muchos padres y organizaciones que ayudan a los niños autistas, ya que han demostrado ser muy útiles para ayudar en su desarrollo y permiten a los niños ser más independientes y a relacionarse mejor con su entorno.